Restaurante Nakeima Madrid: barra oriental y dumpling bar

Los platos de Nakeima
Los platos de Nakeima

 

Visitamos el restaurante Nakeima Madrid, una de las mejores experiencias gastronómicas que he tenido este año.  Nakeima abrió en el castizo barrio de Argüelles bajo el formato de barra oriental y dumpling bar, pero ese título se queda bastante corto para un pequeño gran lugar con nuevas ideas, cocina creativa con mucho esmero y calidad en todos sus platos.  El cocinero Gonzalo García y el gastro-empresario Luis Gómez-Bua han abierto este dumpling bar con la idea de servir platos de lo que se cocina en el día, sin carta fija, pero con ingredientes de primera, servicio muy cercano y creaciones divertidas, con fusión oriental-mediterránea, y sobre todo hecho todo con talento, buena onda y mucho sabor.

Uno de mis sitios favoritos en Madrid y que podemos encontrar en la Guía BBB Madrid.

Hacen hincapié en que la experiencia sea casual, cercana y que no te de miedo comer con las manos, untarte de salsa, chuparte los dedos y disfrutar. Mi tipo de cocina. 

IMG_7846

Este concepto no es nuevo de todas maneras, es una tendencia parecida a lo que entiendo que hacen ya a su estilo otros sitio de referencia como StreetXO, Chifa, Salón Cascabel, Triciclo en Madrid; Bohemic, Niño Viejo y Bodega 1900 en Barcelona o Momofuku en Nueva York entre otros que conozco.

Dar comida de alta calidad, con referencias claras al StreetFood, sin los formalismos  de la alta cocina y a precios asequibles para que la gente normal pueda ir a comer allí sin miedo de dejarse un riñón pagando la cuenta. No es barato tampoco, pero es que no se puede pagar menos y con esa calidad. Es imposible.

En el restaurante Nakeima Madrid no hay reservas por lo que hay que ir una hora antes y esperar para entrar en la lista de afortunados comensales de ese día. Son sólo unos 15 tenedores y es prudente planificar bien la visita. Lo bueno de este sistema de admisión es que es bastante democrático y no da preferencias por nombres o fama pero lo malo es que puedes ir y quedarte sin comer fácilmente.

El tablero del restaurante Nakeima Madrid
El tablero del restaurante Nakeima Madrid

Comiendo en el Restaurante Nakeima Madrid

Empezamos la visita con mucha suerte ya que cuando llegué media hora antes de las 2:00pm, ya estaba todo completo.  Al final me dieron un sitio en la barra donde ves cocinar, hablas un poco con los cocineros y pasas un buen rato. Yo tuve la suerte de estar frente a Fer, el sushiman. Un crack del nigiri y además muy paciente con todas mis preguntas de foodie y blogger pesado.

Pedí que sirvieran platos a su elección y que me dieran de comer como tanto me gusta hacer en sitios que me dan confianza.  Sólo esperas a recibir una sorpresa tras otra durante toda la comida.

  • Empezamos la comida con un clásico que he tomado muy similar en  Kabuki:  la ostra con ponzu de piña.  Una ostra muy fresca y deliciosa con salsa ponzu de piña ligeramente ácida y dulce.  ¡Perfecta!
Ostras con ponzu de piña
Ostras con ponzu de piña
  • Seguimos con un Dim Sum que es la especialidad de la casa según su apelativo de dumpling bar. El dumpling de zamburiña picante, un bocado delicado y muy sabroso.
Dumpling de zamburiña picante
Dumpling de zamburiña picante
  • Otro plato al vapor fue este impresionante Bao de pollo y carabineros con mayonesa ibérica. Un bollo de pan al vapor tierno y dulce con un relleno de pollo y carabineros y salsa mayonesa deliciosa.  Como para comerte 10.  Lo único es que creo que el nombre Bao, es realmente el pan al vapor abierto en forma de bolsillo chino-taiwanés, estos cerrados los conocía yo como Nikuman en japonés. No importa en realidad por que estaba perfecto.
Bao de pollo y carabineros con mayonesa iberica
Bao de pollo y carabineros con mayonesa iberica
  • Ahora llegamos a la parte de sushi donde el chef Fer me preparó delante de mí, una selección de sushi nigiri con muy buena técnica y calidad.  Cuando uno come buen sushi es cuando te das cuenta de las inmensas diferencias que hay entre en buen sushi y el del resto. ¡Inmenso Fer!
    • Nigiri iberico con picadillo de tomate.
    • Nigiri de pargo con soja ahumada y maracuyá.
    • Nigiri de tuétano con piparra.
    • Nigiri de sepia con alioli.
Cuatro nigiris espectaculares
Cuatro nigiris espectaculares
  • Yakitori de pollo en lemongrass.  Este plato me gustó mucho por la ternura y sabor del pollo. Te indican que debes morder el palo de lemongrass que sostiene el Yakitori, al hacerlo sale su sabor intenso y ácido que da el toque diferencial a este plato. Pocos pueden hacer un pollo así de bueno.
Yakitori de pollo en lemongrass.
Yakitori de pollo en lemongrass.
  • Pará mí, quizás el mejor plato de todos dentro de un gran nivel ya. El Saam de ancas de rana es un estilo  de “taco” indonesio de ancas de rana suaves y sabrosas que combinan con las hierbas y cebollas encurtidas. Un punto ácido perfecto, un toque dulce y salado que te llena y te hace decir. ¡Mmmm!
Saam de ancas de rana.
Saam de ancas de rana.Oreja con puré de boniato y Kimchi
  • Bueno, pensaba que el Saam era mi favorito hasta que probé este plato de Oreja con puré de boniato y Kimchi. Un suculento puré de boniatos y dos orejas crujietísimas que usamos de cuchara para tomarnos el puré. Vas mojando la oreja en el puré y mordiendo la cuchara de oreja.  Un plato celestial tanto figurativamente como casi literalmente. Con este me soñé un par de días después.  ¡Puro #foodporn!
Oreja con puré de boniato y Kimchi
Oreja con puré de boniato y Kimchi
  • Temaki de spicy tuna de FerAl final, estando casi lleno, Fer me ofreció un temaki de atún picante. Tuve que aceptar. Un temaki excelentemente bien armado y con un balance perfecto de atún picante, arroz y cebollas crujientes. Creo que tenía también una mayonesa de kimchi.  ¡Yummy!
Temaki de spicy tuna de Fer
Temaki de spicy tuna de Fer
  • Finalmente llegamos al postre. Fer me ofreció tomarme un Nigiri de arzúa atún macerado. Un nigiri de postre hecho con un queso de arzúa como base y un atún marinado en no sé qué realmente pero que estaba suave, dulce y meloso como si fuera un membrillo.  Una creación maravillosa y creativa. Un postre de 10 que será famoso en el mundo un día.
Nigiri de arzúa atún macerado.
Nigiri de arzúa atún macerado.

 

Ya sé que parece que me gustó todo y todo estaba perfecto pero es que realmente lo estaba y a veces los adjetivos no son suficientes para describir una comida bien elaborada, con gran producto y cocinado con talento y cariño.  Un pequeño bar donde se cocina el cielo y la perfección. Desde ya, el restaurante Nakeima Madrid, es uno de mis sitios favoritos de Madrid.


Restaurante Nakeima Madrid
Calle de Meléndez Valdés, 54
28015 Madrid
Madrid
Sin reservas.  Ir una hora antes de la apertura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *