Receta de Carbonada Flamenca: el guiso de carne con cerveza belga

Hoy preparamos una deliciosa receta de Carbonada Flamenca. Una receta de estofado tradicional de carne con cerveza de abadía originaria de Flandes en Bélgica. Es una de mis recetas de guiso de carne favoritas por su ternura, profundo sabor y dulces matices derivados de la cerveza de abadía y la mostaza.  Un plato para comer con patatas fritas según la tradición belga y pera disfrutar en un día de frío o para cuando quieras un plato sabroso y reconfortante.

Receta de Carbonada Flamenca: el guiso de carne con cerveza belga
Receta de Carbonada Flamenca: el guiso de carne con cerveza belga

La receta de carbonada flamenca tiene su origen en la región de Flandes en el norte de Bélgica.  Los flamencos son reconocidos por su buenas cervezas, su buena comida y sus hermosas ciudades como Gante, Amberes o Brujas con sus espectaculares canales.  He visitado Bélgica en numerosas ocasiones y cada vez me gusta más.  Tiene mucha historia, gran arquitectura y está llena de detalles hermosos en cada esquina.  Una tierra llena de tesoros por descubrir pese a su clima oscuro y lluvioso. Gastronómicamente siempre me ha gustado empezando por sus deliciosas frittes, las patatas fritas que sirven en la calle en cono con diferentes salsas,  los gofres callejeros, los mejillones en la misma olla, las croquetas de gambas, sus maravillosas cervezas de tantos tipos, su mostaza y sus platos tradicionales como el Waterzooi o la Carbonada flamenca, la receta que vamos a preparar hoy.

La cerveza Chimay de abadía. La cerveza con la que preparamos la Carbonada flamenca
La cerveza Chimay de abadía trapense. La cerveza con la que preparamos la Carbonada flamenca


Receta de Carbonada Flamenca: el guiso de carne con cerveza belga

Ingredientes para 8 pax:

  • 1 kg de carne de res para estofado cortada en cubos de 3cm
  • 2 cebollas blancas cortadas en juliana
  • 2 cucharadas de mostaza Dijon (yo uso mostaza belga artesana)
  • 4 rodajas de pan de un día
  • 1 cda de azúcar morena
  • 2 cervezas Chimay ( sirve cualquier cerveza belga de abadía trapense)
  • 1 cda de mantequilla
  • sal y pimienta
  • Olla de hierro fundido tipo LeCreuset
  • 500g de patatas para freír

 

Mostaza belga artesana con la que untamos el pan para la receta.
Mostaza belga artesana de Gent con la que untamos el pan para la receta.

Preparación:

  • Empezamos preparando las patatas fritas.
  • Pela y corta las patatas en corte de patata frita como de 1 cm de ancho. Remójalas en agua y sécalas bien.
  • Haz una primer fritura a 90ºC durante unos cinco minutos hasta que las patatas estén casi listas pero de color blanco todavía.  Saca las patatas del aceite, ponlas en una bandeja y mételas a enfriar al frigo.
  • Cuando tengas la carbonada lista, les damos la segunda fritura. Calienta el aceite a 150-170ºC y fríe hasta que estén bien doradas.  Sácalas a una rejilla y sirve.
  • TIP: Un buen belga jamás usaría patatas fritas congeladas del super.  Los belgas son muy particulares con sus preciadas “frittes”.

  • Ahora nos ponemos con la receta de carbonade flamenca. Compramos carne para estofado que suele ser carne de bajo precio y dura.  Con el tiempo de cocción quedará como mantequilla.
  • Salpimienta la carne un poco.
  • Lo primero es dorar los pedazos de carne en la olla con la cucharada de mantequilla.  Esto lo hacemos simplemente para que quede carne pegada y caramelizada en el fondo de la olla y nos empiece a dar sabor a la carbonada.

  • Sacamos las carne y la reservamos aparte.  Añadimos la cebolla picada y si lo requiere, un poco más de mantequilla.  La cebolla desglaceará la olla y la dejará limpia llevándose todo ese sabor de la carne caramelizada y la harina que ha hecho un roux en el fondo.  Salpimientamos.
  • Ahora podemos añadir la cerveza belga hasta que cubra bien la carne y añadimos la cucharada de azúcar morena.

  • Finalmente ponemos los trozos de pan untados con mostaza belga en la superficie de la olla con la parte de la mostaza de cara abajo.  El pan desaparecerá en el guiso y le dará cuerpo.
  • Deja hervir, tapa y cuece a fuego bajo durante dos a dos horas y media.
  • TIP: Yo uso una olla de hierro fundido de LeCreuset que difunde y conserva muy bien el calor para un guiso de este estilo. Usa una olla gruesa si no tienes de hierro pero no una olla express.

  • Revisa después de dos horas para ver como está. La carbonada debe estar en esta punto con un color marrón oscuro y caramelizado.
  • TIP: Prueba un pedazo de carne, si no se deshace en la boca, dale una media hora más.

Emplatando

  • Sirve la carbonada flamenca acompañada de patatas fritas como es tradicional en Bélgica.

  • Acompaña la carbonada flamenca con una buena cerveza belga tipo Chimay, Rochefort, Westmalle o Orval. 
  • También hay una versión adictiva de streetfood belga que es servir las patatas fritas en cono de papel con salsa de carbonada flamenca encima, y si te siente muy decadente, con un poco de mayonesa. 😋

Espero que te haya gustado esta deliciosa receta de Carbonada Flamenca.  Este maravilloso guiso de carne con cerveza belga se convertirá seguramente en uno de tus platos favoritos por su profundo sabor, delicados matices derivados de la cerveza de abadía y el toque de la mostaza.  Una receta que me gusta preparar en invierno cuando hace frío y necesitamos en casa una comida reconfortante que te caliente el cuerpo y el corazón.

Si quieres ver más ideas de recetas de carne reconfortantes, mira esta receta de Shepherd’s Pie inglés, o esta receta de Lasaña italiana de carne. 

¡Qué aproveche!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *