Qué comer en Japón: Una experiencia gastronómica inolvidable

en
 qué comer en Japón

Re-editamos el artículo sobre nuestro viaje a Japón de hace unos años. Hablamos sobre qué comer en Japón y qué cosas nos han gustado más. Una experiencia espiritual muy grande y gastronómicamente inolvidable.

——

Después de dos semanas comiendo en Japón, paseando por varias ciudades y conociendo cosas nuevas, paso revista a qué comer en Japón, a los platos que más nos gustaron durante el viaje y a los clichés de occidente sobre la comida japonesa y lo vivido en primera persona.

Comiendo en Tokio

Primero que todo, hay que decir que es el país con más restaurantes por metro cuadrado que he visto en la vida. Cada metro hay un sitio donde comer: de pié, sentado, en el suelo o para llevar.
Todos los negocios tienen en la entrada maquetas exactas de plástico de lo que se sirve en el interior y el comensal debe que señalar los platos para pedir.  Me sorprendió que los japoneses no hablaran inglés y eso es una señal de que son muy propios en sus costumbres y tradición gastronómica. El 90% de esta gran oferta gastronómica es japonesa y es casi imposible comer algo extranjero de calidad.  Pero eso no importa, porque todo lo que comen es impresionantemente delicioso, bien preparado, cuidadosamente emplatado y no baja de calidad ni en los sitios más baratos.
El palacio real en Tokio
El palacio real en Tokio

Menús del día en Tokio: todo perfecto y a buen precio

Comimos en varios restaurantes típicos de menú del día cerca de las estaciones de metro en Tokio. Se llenan de gente para comer de pié y sentadas. Todo está en japonés, nadie habla inglés y la mejor forma de pedir algo es señalar algún plato del escaparate de la entrada al camarero.

El menú del día cuesta unos 1000 a 3000 Yen que son como 10 a 30 euros. En todos los menús hay arroz y sopa de miso.

  • Donburi de gambas en tempura y fideos soba fríos: Este en particular tenía tempura de gambas dentro de un bol de arroz y además un plato de fideos de soba para mojarlos en la salsa de soja del platico pequeño.
Menú de fideos soba fríos con Tempura-don
Menú de fideos soba fríos con Tempura-don
  • Katsudon con sopa de miso: Un menú del día típico que consta de una sopa de miso y un cerdo rebozado y servido en un bol de arroz y caldo con un huevo frito encima.
  • Sigue este link para ver la receta de oyakodon casero.
Menú del día con Katsu-don, y sopa de miso
Menú del día con Katsu-don, y sopa de miso
  • Curry japonés: El curry típico japonés servido con cerdo rebozado y arroz blanco una vez más. El curry es muy diferente al indio. Muy suave, cremoso y muy sabroso al combinarlo con la carne y el pollo.
Menú de curry japones con Katsudon
Menú de curry japones con Katsudon
  • Ramen: El menú de fideos ramen es uno de los más populares y conocidos.  Es un plato imprescindible si está hecho a fuego lento, con cariño y haciendo el caldo y los fideos caseros.
Bowl de ramen con sus fideos caseros, su carne  y huevo cocido
Bowl de ramen con sus fideos caseros, su carne y huevo cocido

La ceremonia del té: una experiencia muy espiritual

Fuimos a un parque precioso en Tokio a la ceremonia del té. El té verde de tipo “gunpowder” lo sirven de manera tradicional y piden al occidental seguir una lista de normas para disfrutar de la ceremonia y del té como lo llevan haciendo durante siglos.  Entre otras cosas, se indica la forma de sujetar la taza, el orden de comer la galleta y evidentemente cómo beberse el té.

La hermosa ceremonia del té
La hermosa ceremonia del té

Comiendo en la calle: el street food japonés

  • Takoyaki: En la calle hay puestos de un tipo de croquetas rellenas con una pieza de pulpo y servidas con salsa teriyaki y mayonesa.  El primer día me tomé como diez y ya no pude volver a comerlas.
Preparando Takoyaki en la calle en Tokio.
Preparando Takoyaki en la calle en Tokio.
  • Onigiri: Las bolitas de Onigiri son el mejor descubrimiento de mi viaje. Las encuentras en todos lados y son como el “bocadillo” o “merienda” de los japoneses. Cómo está en japonés hay que adivinar de que están rellenos pero suele ser atún o salmón, setas o ensaladilla. La bolita rellena está cubierta con una alga nori. Deliciosas y adictivas.
  • Sigue esté link para mi receta de Onigiri casero.
El onigiri que venden en todos lados: mi favorito.
El onigiri que venden en todos lados: mi favorito.

Qué comer en Japón: delicias en Kioto, Osaka, Hiroshima, Miyajima y Kobe

  • Carne de Kobe: El famoso solomillo y carne de vacas wagyu de Kobe. Se pueden ver las vetas de grasa entrevenada en la carne lo cual prueba su calidad y leyenda de son vacas que les dan masajes y beben sólo cerveza y sake. Los precios son altos pero no imposibles.  7.35€ cada 100g de carne.
Solomillo de Kobe en Kobe
Solomillo de Kobe en Kobe
  • Sushi: En Kioto comimos en un restaurante de sushi que nos había recomendado un amigo que frecuentaba mucho Japón por trabajo. Es un sushi bar de barra giratoria frecuentado por locales donde te preparan el sushi en frente tuyo y la calidad es impresionante.  Se paga por plato y la gente amontona sus platicos al lado mientras va comiendo.  El mejor sushi que comimos en el viaje y a años luz de los sushi bares occidentales.
Platico de sushi nigiri de maguro o atún rojo.
Platico de sushi nigiri de maguro o atún rojo.
  • Okonomiyaki: El plato típico de la región de Hiroshima y Osaka. Uno de mis nuevos descubrimientos. Cocinan en la plancha Tepanyaki unos vegetales con carne de cerdo, unos fideos soba un estilo de crepe y los cierran con un huevo formando un omelette. Al servir se añade salsa teriyaki, mayonesa y hojuelas de atún. De pronto no tiene muy buena pinta pero les aseguro que es uno de los platos más sabrosos y muchos restaurantes aseguran tener el Okonomiyaki más bueno, o el más antiguo o incluso el más original.
  • Sigue este link para ver la receta de Okonomiyaki casero.
El okonomiyaki estilo de Hiroshima. Una delicia cósmica
El okonomiyaki estilo de Hiroshima. Una delicia cósmica
  • Gyozas: Por último están la gyozas, la empanadas típicas de la región de Nikko y rellenas de carne o gambas. Estas en particular las cocinan a la plancha en un tepanyaki y luego se toman con una salsa de soja dulce y avinagrada.
Las gyozas estilo de Osaka
Las gyozas estilo de Osaka

Un menú degustación de cinco estrellas en Miyajima

El día de mi cumpleaños cenamos en una isla cerca de Hiroshima llamada Miyajima. Una isla mágica con ciervos y un tori flotante que es una de las fotos más memorables de Japón.  Reservamos en un Ryokan una cena típica japonesa.  Nos dieron como diez platos por lo que me centraré en los favoritos.

  • Sashimi: Un sashimi con atún rojo, un pescado típico de Mijayima, erizo y  calamar. La verdad es que el calamar crudo no está bien pero el resto estaba perfecto.
Sashimi mixto en un super rstaurante en Miyajima
Sashimi mixto en un super rstaurante en Miyajima
  • Verduras: Una menestra de verduras con todo cortado a la perfección y cocinado al punto perfecto. Suave, aromático y visualmente precioso.
La hermosa menestra de verduras
La hermosa menestra de verduras: la perfección japonesa en un plato
  • Unagi Nigiri: El plato estrella de la noche  y seguramente el plato que más me gustó en el viaje:
    Sushi Nigiri prensado de unagi. El unagi es la anguila de mar que la cocinan a la barbacoa.  La textura es suave y su sabor es un poco dulce pero equilibrado.  Me comí todas las que pude.
Sushi prensado de Unagi o anguila a la barbacoa
Sushi prensado de Unagi o anguila a la barbacoa

 

Resumiendo, comiendo en Japón se aprende que comen arroz con todo, incluso el desayuno. Todo está buenísimo y se puede comer bien en cualquier sitio.  Los postres nos son nada especial y por eso no hay pocos en occidente. Creo que se debe a que por alguna razón que no puedo entender, casi todos los postres los rellenan con una pasta dulce de frijoles o judías rojas.

Si te preguntas qué comer en Japón, la respuesta es que tienen una amplia variedad de platos que no son sólo sushi.  Hay miles de restaurantes deliciosos con productos locales y muy bien tratados.  Si tienes la oportunidad de darte un buen viaje, elige Japón y viaja por todos lados.  Un país maravilloso con costumbres ancestrales, gran gastronomía y donde resona una paz espiritual que he sentido pocos otros sitios del mundo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *